• Conoce, comprende, transforma

Resolución de una problemática con el Tarot psicoterapéutico

El Tarot en psicoterapia sirve, entre otras cosas, para descubrir con claridad qué nos sucede en un tema y obtener una resolución del mismo.
Recientemente tuve en la consulta de Madrid el siguiente caso que aquí comparto.

Mónica (nombre no real) está realizando un proceso de psicoterapia y desarrollo personal desde hace unos meses para manejar más libremente su vida. En esta ocasión, trabajamos la afectación de su padre, el cual la bloqueaba y la sacaba de quicio.

Le pedí que escogiese alguna carta para representar a su padre, y tomó dos: El Colgado (XII) y El Emperador (IIII).

Arcano mayor XII El Colgado Arcano mayor IIII El Emperador

Los arcanos elegidos denotan cómo Mónica percibe a su padre como alguien que no le deja avanzar, que impide la evolución personal que lleva realizando. El Colgado es el bloqueo que siente y el estado psicológico que percibe, y El Emperador es la autoridad y exigencia del padre.

Inmediatamente después, le solicité que escogiese alguna carta para ella. Esta vez también escogió dos, que fueron El Loco y La Estrella (XVII).

Arcano mayor El Loco Arcano mayor XVII La Estrella

El Loco representa sus ganas de salir de “la cárcel”, de gozar la libertad que siente que su padre le reprime con El Colgado y El Emperador. La Estrella es su sentimiento de encuentro consigo misma, su deseo de estar libre de cargas, desnuda, conectada con todo lo viviente sin preocuparse de normas u obligaciones.

Una vez entendido que El Colgado es la sensación interior de bloqueo y de que su padre no va a cambiar (al menos en este presente, aceptación), jugamos con El Emperador (representando al padre) y las dos cartas elegidas para ella. Primero pusimos a El Loco frente a El Emperador.

Arcano mayor El Loco Arcano mayor IIII El Emperador

De inmediato percibimos que El Loco se desquicia y se inestabiliza con la severidad y firmeza de El Emperador. En este punto, Mónica queda muy condicionada por la presencia de su padre. Las miradas de ambas cartas se enfrentan y hay una lucha de poder. El Loco se topa una y otra vez con El Emperador.

Pusimos ahora a La Estrella con El Emperador, y surgieron evidentes cambios.

Arcano mayor XVII La Estrella Arcano mayor IIII El Emperador

Si antes con El Loco se producía un choque, en este caso, a La Estrella parece no afectarle la presencia de El Emperador. La Estrella no se enfrenta al padre, sino que está centrada en sí misma. Le pedí que, posicionada, en La Estrella mirase a El Emperador.
Desde la distancia veía a su padre; ya no le afectaba porque estaba separada. Veía el poder de El Emperador pero no entraba al trapo como El Loco.

Desde La Estrella aceptaba la conducta de su padre, sin embargo El Loco lo necesitaba para proteger a La Estrella (palabras suyas). Aún La Estrella a solas le parecía vulnerable. Pero si nos pasamos con El Loco, sucede un enganche emocional, una lucha sinfin.

Para la psicoterapia, estas cartas nos hacían ver la necesidad de sacar su rabia y sentir libertad (El Loco), y la importancia de estar centrada en sí misma (La Estrella). En ese momento eran necesarias las dos fuerzas, los dos arquetipos, pero bien combinados, bien dirigidos, bien comprendidos.

Una vez expresada su emoción a su padre, no callarse y actuar, Mónica es más capaz de sentir serenidad sin que el entorno le afecte. Sacar El Loco desde la necesidad de expresarse libremente ante su padre sin pretender cambiarle, abre las puertas a la paz y el camino propio que siente en La Estrella.

La psicoterapia se puede ayudar de las expresivas imágenes de los arcanos del Tarot para contactar con el inconsciente, ver la realidad de otra forma, y desencadenar un cambio interior inmediato.

Autor: José Ignacio Marina, Astrólogo Transpersonal y Tarólogo.

José Ignacio Marina Mora es Psicoterapeuta Transpersonal y creador de Sermasyo. Su misión como instructor de Astrología y Tarot es mostrarte herramientas terapéuticas para la Realización Personal. Si sientes el impulso de crecer interiormente y tienes ganas de aprender, este es tu sitio.

    Comentarios

    • marta diciembre 21, 2010

      Hola José,
      supongo que “el trapo” será el rojo, el que le agitan al toro en España. 🙂
      El problema con estos “emperadores” es que asientan su imperio sobre los otros. A mí me gustan los Emperadores, los que han logrado el imperio sobre sí mismos. Esos actuan por presencia, sin generar ninguna confrontación.
      La mayoría de los Emperadores son emperadores. Si desde muy niño/a te encuentras con uno/a y lo enfrentas aprendes la diferencia, porque el otro te muestra de todas las maneras posibles lo que no quieres ser. Te conviertes en un experto en emperadores. Si no lo enfrentas terminas por doblegarte a la imagen del emperador, y de adulto te conviertes en un emperador más.
      ¿Conoces la Ley del Gallinero?, así mismo…
      Bravo por “Mónica”, no se queda callada y actúa. Y por el Tarot y José, que le han ayudado a desatar el nudo.
      Y gracias José por mostrarnos una manera de usar el Tarot más libre y efectiva, ya lo compartí en face, el post no tiene desperdicio .
      Un beso!

      • José Ignacio Marina diciembre 23, 2010

        Muchas gracias, Marta. Esta forma de utilizar el Tarot en psicoterapia disuelve en décimas de segundos grandes conflictos que la mente los ve como insuperables. Es increible ver como una imagen penetra en el inconsciente y opera, pudiendo cambiar todo un paradigma. Espero publicar más ejemplos. Un beso!

    • marta diciembre 21, 2010

      Otra cosita, la fecha de la publicación de este post: 21/12/2010
      3+3+3=9 = Hermes Trimegisto, es decir Hermes tres veces grande, los tres triángulos. Tot.
      Muy apropiado…
      Saludos!

      • José Ignacio Marina diciembre 23, 2010

        ❗ ¡Qué cierto! Pues me alegro mucho que haya aparecido este post en esta fecha. Gracias por la anotación!

      • Karina febrero 5, 2011

        Qué increíble, es la fecha de mi cumpleaños… Ja ja ja

    • Iñaki diciembre 22, 2010

      Interesante… ¿qué pasaría, o qué me diríais, si las dos carta que eligiese fuesen estas dos: XI (La Fuerza) y XIX (El Sol)?

      • José Ignacio Marina diciembre 23, 2010

        Hola Iñaki. En el presente post comparto un caso de consulta. La interpretación de la lectura depende del contexto, de la persona, del proceso terapéutico, etc. En Tarot y Psicoterapia comento algunas cosas sobre ello.
        Elegir La Fuerza puede tener 1000 significaciones diferentes, desde el deseo de contactar con una mujer, hasta la necesidad de manejar mejor los propios impulsos, etc, todo depende del caso, momento, situación, pregunta, tema que se desea resolver, etc. Lo mismo con El Sol.
        Saludos.

    • marta diciembre 23, 2010

      Tema que se desea resolver!
      Ven, es como desatar un nudo complicado, resolver un acertijo, o encontrar el camino para entrar y salir del laberinto después de matar al Minotauro. En este último caso José seria Ariadna y el hilo el Tarot. “Mónica” Teseo y el Minotauro su padre.
      Se dice que (simbólicamente) hay que “matar al padre” para llegar al Uno mismo que es el Sol, es decir, alcanzar el autodominio y la autonomía. Como hace Júpiter con Saturno. Durante la primera vuelta de Saturno es lo mejor, dicen. Es el momento adecuado, como un rito de pasaje.
      Sería bueno que lo recordáramos cuando seamos padres o, si lo somos, que reflexionemos en ello.
      ¡Saludos a todos!

      • marta julio 7, 2011

        Hola José, pensando en un caso que estoy conociendo. ¿Y qué hará El emperador cuando se encuentre sin súbditos? Porque este que yo me sé se puso tan furioso que La Estrella tuvo que recurrir a El Loco y no dejar entrar a su casa a su padre. Él la amenazó con “ir a bajarle el copete” en su propia casa. Cuando el Imperio se derrumba el emperador no se da por enterado. Me recuerda a otro tema que hemos conversado acá, el de España y su Imperio. El post de Iñaki que dio para largo, la España polarizada en Sagitario que no quiere saber nada con Géminis.
        Y Karina, no es posible que hayas nacido en el 2010, aunque la suma puede dar si has nacido en 1902 😀

        • José Ignacio Marina julio 7, 2011

          El Emperador sin súbditos? furia garantizada, como dices. A El Emperador le cuesta no sólo fluir, sino también que los demás fluyan. Sin embargo, fíjate que 4 (El Emperador) + 17 (La Estrella) = 21 (El Mundo). La combinación puede ser perfecta, completa, total. Ambos deben aprender de ambos. La libertad (XVII) también necesita de un orden (IIII).

        • Karina julio 7, 2011

          Ja ja ja ja!! Marta, leía lo de mi fecha de nacimiento y decía “qué me querrá decir Marta…”
          Volví a releer los comentarios, y ahí lo vi! ja ja.
          Mi fecha de nacimiento es 21-12, obviamente no del 2010! Pero coincido, es una hermosa fecha… :wink:. La mía es 3-3-9, podés hacer el cálculo Marta!!

          • marta julio 7, 2011

            ¡Eso era, es mi alma! Ahora entiendo 😀

    • marta julio 7, 2011

      Acuerdo con eso último, pero es un orden interno, yo acato porque veo que es necesario para convivir con los demás. Quiero hacerlo, amo a mis vecinos. Busco mi propio espacio de libertad, lo creo para mí misma, no se lo quito al otro.

    • Karina julio 7, 2011

      Estaba viendo de vuelta la secuencia de lecturas…
      Y pensaba, en otro punto de vista, que tal vez el padre (Emperador) no sea tal vez tan autoritario y exigente, sí protector, y quizá Mónica (Colgado) sea muy dependiente…
      Claro, cuando pone al Loco como opción, puede suceder que sin la dependencia, Mónica actúe de modo inmaduro y precipitado… Es probable que en el fondo necesite la aprobación de su padre.
      Al final, esa Estrella puede indicar que Mónica necesita soltarse de su padre, que lo muestra ahora solamente como un Emperador protector, atento a las emociones de su hija, no de sus acciones…
      Bueno, es otra opción de interpretación que se me cruzó por la cabeza.

      Abrazos!

      • marta julio 7, 2011

        Es cierto, siempre hay algo de eso en mayor o menor medida cuando se es joven se busca la aprobación del padre. Algunos jóvenes nunca la logran, el padre no está dispuesto a aprobar al hijo, lo ve como un enemigo de su imperio. Esos son los padres que están atentos a los actos del hijo, y siempre hay algo para recriminar en nuestros actos si miras con un microscopio todo el tiempo. No hay amor ahí, hay competencia y envidia. La clave es el amor, como ya sabes Karina. En realidad la búsqueda de aprobación por parte del padre es una búsqueda de amor. Un niño que ha sido poco amado no se resigna fácil, si quieres mantener a tu hijo atado dale poco amor. Es tétrico pero real, siempre te cuento la parte oscura y me apeno de tener que hacerlo.
        Un abrazo fuerte

      • José Ignacio Marina julio 8, 2011

        Cierto, Karina. El que Mónica confluya con su padre, demuestra que depende de él de alguna forma. El Colgado para él es El Colgado para ella. La protección de El Emperador le cierra en este momento de su vida, y tiene que atreverse a salir de esa seguridad garantizada. ¿Te quedas con la protección a pesar de estar a disgusto, o te atreves a hacer un poco El Loco (libertad y desorientación) con el objetivo de llegar a La Estrella (tu sitio)?

        Esta es la temática que hemos ido desarrollando. De hecho, los tránsitos astrológicos que vive son más que clarificadores: Plutón oposición Saturno. Un apego familiar (Saturno en Cáncer) debe ser destruido y renovado. Surge la necesidad de liberarse y el temor de enfrentar una situación tensa (ella además tiene Sol en Libra…)

        A día de hoy, prueba superada: su padre no le puede, y es él el que se desquicia 🙂
        Gracias Karina y Marta por vuestras aportaciones.

    • Ezequiel julio 14, 2011

      Me gustan los juegos numerológicos, y es interesante ver que la otra numeración de El Loco, me refiero al número 22, da como resultado 4 si lo reducimos. Esto, yo lo interpretaría como que detrás del impulso desordenado de El Loco, se haya un principio constructor y sostenedor, que a la larga forma una nueva estructura.
      La mirada astrológica complementaría esto: Urano (El Loco) rompiendo las barreras de Saturno (El Emperador), que luego se convertirá en una nueva modalidad y estructura, para luego ser modificada llegado el caso… y así.
      Me gustó la forma de enfocar la problemática con el padre. Casualmente, tengo una madre capricorniana que puedo asociar muy fácilmente con la energía del Emperador. Voy a realizar el ejercicio desde esta visión.
      Muy enriquecedora la nota! Gracias por compartirla.

      • José Ignacio Marina julio 14, 2011

        Gracias a ti, Ezequiel, por tu interesante nota. Es muy bueno lo que comentas del 22 y del 4: la pareja Loco-Emperador con su correspondencia Urano-Saturno. Ahí está la vida misma: estabilidad -> ruptura (cambio) -> estabilidad -> transformación…

    Los comentarios están cerrados

    Consigue mi guía

    "3 cualidades esenciales de Tu forma de Ser"

    Responsable: Sermasyo SLU. Finalidad: envío de publicaciones y correos comerciales. Legitimación: gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos están alojados en Active Campaign; titular Active Campaign LLC y suscrita al EU PrivacyShield. Ejerce Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión enviando email a hola@sermasyo.com o ante la Autoridad de Control. Más información en política de privacidad.