• Conócete y desarrolla tu potencial

El principio de correspondencia y la Astrología Transpersonal. ¿Por qué el mundo está como está?

ppio-correspondencia“El hombre nace libre y, sin embargo, en todas partes se encuentra encadenado”.

Estas palabras de Jean Jacques Rousseau, pensador del siglo XVIII, ilustran a la perfección lo que muchos sentimos hoy en día, esa sensación de que, a pesar de los avances tecnológicos y científicos de los últimos siglos, algo nos falta.

Vivimos, supuestamente, en “el mejor de los mundos”, en una sociedad donde abundan la libertad y los medios materiales para mejorar nuestra calidad de vida.

Y, sin embargo, vivimos con miedo, con incertidumbre ante el futuro.

Miedos reales y miedos ficticios, cercanos y lejanos. Inseguridad y ansiedad. Basta con leer un periódico para comprobar la magnitud del caos y el horror que nos rodea.

Guerras económicas, sociales o políticas en medio mundo (con el consentimiento o patrocinio del otro medio).

Personas que mueren brutalmente a manos de sus parejas. Éxodos masivos. Erosión creciente del tejido social, a pesar del auge de las llamadas “tecnologías de la comunicación”.

Estados que espían a otros estados, a sus propios ciudadanos, y a todo el mundo en nombre de la “seguridad” (¿de quién?).

Y la lista sigue, y sigue…

En resumen: desconfianza, desafecto, paranoia, control, incomunicación, manipulación y mucha, mucha violencia…

¿Es esta la sociedad justa e igualitaria con la que soñaban los pioneros de la Ilustración?

¿En qué nos hemos equivocado?

La conexión perdida con el cosmos

En nuestro afán por dominar el entorno para sobrevivir, hemos ido olvidando, paulatinamente, que pertenecemos a un todo mucho más vasto que nosotros mismos y nuestro pequeño mundo.

Hemos descuidado la conexión con el Universo, la conciencia de que todo está interrelacionado.

A medida que la razón ha aumentado su importancia como herramienta para dominar y modificar el mundo, ha crecido la sensación de que somos entes separados, independientes.

Y es necesario que sea así: la mente separa y discrimina, porque ésa es su función.

Cuanto más racionales somos, más separados nos sentimos, hasta el punto de que caemos en la ilusión de que no somos parte de la Naturaleza, que cada vez más tendemos a percibir como a un enemigo a superar.

Ese fue el gran error de la Ilustración: creer que mediante la pura razón (y la kantiana razón pura) podíamos lograr una vida más feliz y plena.

Pero cuando la mente trabaja en solitario, todo se relativiza, pierde su valor y, lo que es más grave, pierde todo sentido.

Por eso es tan importante recuperar la conexión con el cosmos. No es sólo una cuestión filosófica o espiritual: tiene consecuencias muy tangibles en el mundo material, en nuestro día a día.

El arriba y el abajo

“Como es arriba, es abajo; como es adentro, es afuera”.

Este es el llamado principio de correspondencia, que encierra la clave del pensamiento astrológico. En él encontramos los pilares de todo pensamiento filosófico y religioso, de todo aquello que aporta sentido, fe y confianza en la Vida y en el cosmos.

En lenguaje astrológico, el principio de correspondencia condensa lo simbolizado por Sagitario y la casa 9, en oposición al racionalismo de Géminis y la casa 3. Nos conecta con lo que trasciende la realidad cotidiana, aquello que no podemos analizar, sólo intuir.

Y es el principio que nos da ese impulso de crecer, de querer ser más, incluso de comprometerse en un camino de Autorrealización.

El principio de correspondencia nos abre la puerta hacia lo Transpersonal, hacia un mundo perceptual donde hay síntesis en lugar de separación, y podemos, entonces, superar los límites de la mente y dar el siguiente paso: descubrimos que, en realidad, no hay un “arriba” y un “abajo”, un “adentro” o un “afuera”.

Porque no hay límites en el Universo, salvo los que pone nuestra mente.

Si acaso, podemos encontrar variaciones en la vibración y condensación de la energía. En otras palabras, encontramos diferentes proporciones de los mismos elementos en todo lo que existe, pero todo es lo mismo y forma parte de un “supersistema” imposible de separar.

¿Acaso podemos dividir el Universo? Bueno, quizá la mente crea que eso es posible…

El ejemplo de la Carta Natal

La Astrología recoge y muestra gráficamente, a través de la Carta Natal, este principio de correspondencia. En mi opinión, de forma más clara y explícita que ninguna otra disciplina.

cn-correspondencia

Todos tenemos, en nuestra carta, a todos los signos, planetas y casas. Lo que varía es la proporción, el peso de cada parte con respecto al todo. Pero los materiales de construcción son los mismos, y todos deben jugar un papel activo en nuestro desarrollo personal.

Cada Carta Natal es un mandala que resuena con todo el Universo, una meditación sobre la Vida y su misterio, una invitación a abrir la puerta de lo desconocido y descubrir quiénes y qué somos.

“Nada humano me es ajeno”.

“Yo soy yo y mis circunstancias”

“Eso eres Tú”

Y, por supuesto: “como es arriba, es abajo”.

Todo esto, y una infinidad de cosas más, puede decirte una Carta Natal si la escuchas con atención y ganas de aprender.

Y el enfoque de la Astrología Transpersonal es reconectarte con eso de “afuera” que tú también eres.

"3 Cualidades esenciales de tu forma de SER"

Responsable: Sermasyo SLU. Finalidad: envío de publicaciones y correos comerciales. Legitimación: gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos están alojados en Active Campaign; titular Active Campaign LLC y suscrita al EU PrivacyShield. Ejerce Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión enviando email a hola@sermasyo.com o ante la Autoridad de Control. Más información en política de privacidad.

Si estás comprometido/a con tu Desarrollo Personal suscríbete a SermasYo y descárgate gratis mi guía

Comentarios

  • Susana agosto 27, 2015

    Hola Gustavo, asi es.
    Todo lo que creo que no soy (y que se que soy pero no quiero reconocer), todo aquello que amenaza la imagen que doy a los demas (consciente o inconscientemente) lo he ido depositando a mis espaldas, donde ni siquiera lo veo yo misma, formando mi sombra. Y para que mi realidad interna y externa formen la unidad energética que soy, todo eso que forma mi sombra se proyecta en forma de experiencias fuera de mi. Asi se cumple “lo de fuera igual a lo de dentro”. Todo el caos que vemos en el mundo no es sino el reflejo o proyección de todo aquello que negamos de nosotros mismos. Mientras no lo integremos ahi estara…
    La buena noticia es que no solo echamos a nuestras espaldas todo eso que genera rechazo fuera de nosotros, que solemos llamar negativo. Tb aquellos dones maravillosos que nos asustan…
    Y todo eso se ve reflejado en la carta natal. Estoy deseando empezar el curso y saber todo lo que llevo en mi caja de herramientas!!!
    Si lo veo lo puedo utilizar!!! Si yo cambio el mundo cambia!!!
    Gracias por tu post, un abrazo!!

    • Gustavo Capece septiembre 2, 2015

      Hola, Susana:

      Me alegro de que lo entiendas. Es la base para comprender la Astrología. Y, como bien apuntas, no sólo se aplica a lo individual, sino también a lo colectivo.

      Enhorabuena por apuntarte al curso. Cuando descubras todo lo que tienes en tu “caja de herramientas”, te sorprenderás!

      Saludos y bienvenida!

Los comentarios están cerrados

Suscríbete y consigue mi guía

"3 cualidades esenciales de Tu forma de Ser"

Responsable: Sermasyo SLU. Finalidad: envío de publicaciones y correos comerciales. Legitimación: gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos están alojados en Active Campaign; titular Active Campaign LLC y suscrita al EU PrivacyShield. Ejerce Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Supresión enviando email a hola@sermasyo.com o ante la Autoridad de Control. Más información en política de privacidad.